Brillo y Potencia:

el tesoro

 

Calidad vocal y técnica

El twang es la calidad vocal que, a grandes rasgos, podríamos definir como el brillo de la voz. Un brillo que es fruto de una configuración laríngea muy concreta y que aporta una resonancia amplificada: el embudo ariepiglótico -mal denominado esfínter ariepiglótico-. Una suerte de megáfono incorporado en nuestra garganta, vaya.

El nivel de twang puede (y debe) regularse para no dotar a la voz con un matiz demasiado metálico aunque siempre dependerá del estilo y gusto del propio cantante.

El belting, sin embargo, es una técnica específica que lleva a producir tonos agudos con cuerpo, es decir, como si se realizaran con el registro modal (“de pecho”) y así era, provocando sobreesfuerzos y tensiones hasta el límite de provocar lesiones tales como nódulos vocales. Este tipo de técnica se conoce como “belting malo” y desaconsejamos su práctica, obviamente. El “belting bueno” es el que se realiza de manera segura para la salud de tus pliegues vocales, apoyándose indefectiblemente en el twang.

El resultado de conjugar twang y belting da como resultado el famoso “chorro de voz”; esas voces que te ponen la piel de gallina con esas subidas tonales imposibles, en el clímax de la canción….

clases-canto-resonancia-potencia-twang-belting

Aprende a dominar la potencia vocal

Te ayudamos a aumentar tu tesitura, a balancear registros y a que los tonos agudos o notas altas dejen de parecerte la escalada del Everest. Siempre, con el mejor entrenamiento adaptado y las técnicas más saludables para tu voz.