clases-canto-hidratacion-vocal-voz-cuerdas-vocales-higiene-salud
Imagen de Comfreak en Pixabay

Nuestro cuerpo está compuesto por un 60% de agua

Perdemos la cuenta de las veces que hemos escuchado o leído sobre la importancia de mantener nuestro cuerpo bien hidratado. No importa la época del año, pero con más cuidado durante el verano por el riesgo que las altas temperaturas conllevan.

Se trata de mantener el equilibrio hídrico, es decir, el producto de sumar la ingesta externa de agua y la producción corporal, restando las pérdidas; por lo tanto, cualquier factor que altere alguno de los parámetros de ese equilibrio, tendrá que ser compensado para mantener el balance; es por eso que se nos recomienda aumentar el consumo de agua cuando hace mucho calor o cuando hacemos ejercicio físico. Mayor pérdida => mayor consumo.

Así, la recomendación de beber dos litros de agua al día puede convertirse en un consejo erróneo; no todas las personas tienen la misma composición corporal ni tienen las misma condiciones físicas y de salud. Podríamos estar desbalanceando nuestro equilibro hídrico no solo por deshidratación sino por todo lo contrario. Un consumo excesivo de agua que nos lleve a disminuir drásticamente los niveles de ciertos minerales esenciales para nuestro organismo, como el sodio.

Entonces, ¿cuánto agua debo beber?

Otro mito a desterrar es el de beber aunque no se tenga sed porque la sed ya es síntoma de deshidratación. Todos los expertos coinciden en que la ingesta de líquidos que debe hacer una persona debe establecerla su propio cuerpo. Lo que pida, cuando lo pida. Es decir, bebe cuando tengas sed. Hay que confiar en nuestro mecanismo regulador de la sed, igual que lo hacemos en el del hambre, el cansancio, etc. No es hasta pasados los 60 años que ese mecanismo se desajusta y hay más peligro de deshidratación.

Imagen de congerdesign en Pixabay

¿Qué hacer para hidratar las cuerdas vocales?

Ya sabemos por qué debemos hidratarnos y en qué niveles hacerlo para aprovecharnos de los beneficios que el agua aporta a nuestro organismo. Pero… ¿por qué es tan importante la hidratación para nuestros pliegues vocales?

La Doctora Katherine Verdolini sostiene que la hidratración de la voz es uno de los tres pilares fundamentales en las medidas de higiene vocal. Ya sea de manera sistémica o tópica, el objetivo de la hidratación de la voz es mantener las propiedades elásticas de los pliegues vocales. Su parte mucosa es la encargada de vibrar de modo que si la mantenemos bien humectada, hará que el ciclo vibratorio sea fluido y saludable. Además, evitaremos una sobreproducción de mucosidad para compensar la deshidratación; el cuerpo la utiliza como barrera protectora y te hará sentir necesidad de carraspear y de tener un cuerpo extraño en la garganta. Aunque esto también puede ser síntoma de una lesión vocal o fonotrauma.

Imagen de congerdesign en Pixabay

La hidratación no solo es beber

Todos los líquidos que ingerimos, cuentan como hidratación; otra cosa es que sean saludables o no. Por ejemplo, un refresco azucarado y gaseoso te ayudará a hidratarte, sí; pero, por otro lado, no tiene propiedades nutritivas deseables y puede provocarte reflujo. ¡Quédate con el agua!

Recuerda que el agua no sólo se bebe, también se come. Hay alimentos con una rica composición en agua como las frutas y verduras; si los consumes crudos o con baja cocción te estarás beneficiando de sus nutrientes y su alto contenido en agua, complementando el agua que bebes.

Hidratación sistémica y tópica o superficial

Hay que tener en cuenta que el viaje del agua por tu organismo desde que la ingieres por la boca NO ES INMEDIATO. Tarda horas en llegar hasta tus cuerdas vocales y en hacer efectiva la hidratación. Por eso, cuando se trata de preparar cualquier tipo de actuación, no es suficiente con beber antes de salir a escena ni durante la misma; ese agua alcanzará tus pliegues vocales horas después de que acabes de actuar.

Lo ideal es mantener una buena hidratación sistémica constante, sin más; recordando que lasgrandes cantidades de agua de una vez, no son muy recomendables; solo ocasionan un viaje rápido al lavabo y una dilución excesiva de los ácidos estomacales que te pueden provocar reflujo y malestar. Es mucho mejor beber un par de sorbos con frecuencia, que una botella de una sentada.

Convierte la hidratación tópica en tu aliada y complementaria de la sistémica. Aprovecha el vapor de tu ducha diaria e inhálalo profundamente; el baño turco, los vahos con una toalla sobre la cabeza (no hace falta estar resfriado para aprovecharse de este remedio tradicional). El Doctor Vox o los nebulizadores son aportes rápidos de hidratación que marcan la diferencia. También puedes humidificar el ambiente donde te encuentres con humidificadores portátiles o con los individuales que se ponen en los radiadores de calefacción. Si tomas algún tipo de medicamento, consulta con tu médico sus posibles efectos resecantes como los antihistamínicos, descongestionantes, corticoides…

La higiene de la nariz mediante lavados con suero fisiológico o con un preparado de agua tibia destilada y sal marina es un extra imprescindible; te aporta los beneficios de hidratación y la eliminación de agentes externos. La polución y la suciedad pueden llegar a tus vías respiratorias bajas y enfermarte.

¿Necesitas ayuda con tu voz?

Nosotros te ayudamos con esta y otras pautas a que mantengas tu voz saludable y en forma. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para más información sobre la hidratación vocal o cualquier otra conducta de higiene vocal. Te aconsejaremos desde la ciencia y la experiencia.

error

¡Síguenos!

Facebook
Facebook
Instagram